La toma de decisiones en cualquier ámbito de nuestra vida es una actividad constante y de gran importancia, en donde están contempladas decisiones sin trascendencia y decisiones vitales para nuestra vida,  de este proceso depende en gran medida el logro de nuestros resultados y la calidad de nuestra vida.
Es un proceso que la mayor parte del tiempo lo hacemos de manera automática e inconsciente y pocas veces notamos el porqué tomamos una u otra decisión y cuál es el proceso que nos funciona en las buenas e importantes decisiones  que hemos tomado a lo largo de nuestra vida. Este proceso tiene que ver con nuestra preferencia de la dominancia cerebral, es decir,  tomar  las decisiones analizando y analizando cada opción desde nuestra razón o hacerlo a través de impulsos desde nuestra emoción, las mejores desiciones se toman utilizando los dos hemisferios cerebrales,  es decir, la parte racional y la parte emocional.
Muchos de los usuarios del Coaching tienen como objetivo dentro de este proceso tomar buenas decisiones o requieren de la toma de decisiones para el logro de sus resultados declarados.
Hay que darse cuenta  de los errores, consecuencia de las malas decisiones y aprender a no volverlos a cometer. En algunas ocasiones en lugar de esto nos enfocamos en culparnos por no haber tomado la decisión correcta, lo cual nos impide detectar el error y evitar volver a cometer lo y lo malo no es cometer errores si no cometer los mismos errores.
El Coaching te ofrece una serie de pasos  previos para la toma de decisiones  eficaces:
1. Definir qué quieres (elegir la meta a donde quieres llegar).
2. Definir qué no quieres (cuál es el resultado que quieres evitar).
3. Entrar en un estado apropiado (un estado mental centrado, balanceado, en el que tu mente esté con claridad).
4. Recopilar la mayor información relevante del asunto relacionado con la decisión a tomar (pero solo la necesaria).
5. Tomar en cuenta tu perspectiva (cuál es tu punto de vista con relación a las alternativas entre las que vas a decidir).
6. Tomar en cuenta la perspectiva de los demás (cuál es el punto de vista de las personas a las que la decisión va a impactar).
7. Ver el resultado de las alternativas desde el tiempo, o sea,  desde el pasado y desde el futuro (como se vería  esa decisión desde el futuro y desde el pasado).
8. Ver el resultado de las alternativas disociadas del tiempo (cómo se vería esa decisión desde un ángulo atemporal).
9. Analizar si el objetivo de esa decisión es evitar algo.
10. Analizar si el objetivo de esa decisión es acercarse a algo.
Al utilizar estos pasos constantemente se volverá un proceso inconsciente y te ayudarán a tomar mejores decisiones en tu vida.
Ahora que estás en una etapa de tomar decisiones para el resto del año, el Coaching es una herramienta que te apoya a tomar las mejores, diseñar un plan de acción y lograr tus resultados de manera más fácil y más rápida.
¡Lo Nuevo Blog! Coaching para el Servicio - [El Diamante para incrementar tus Ventas]El Servicio al Cliente es una de las ventajas competitivas más importantes de las empresas exitosas, es un estilo de vida de las organizaciones en el que todos los empleados creen, sienten y actúan para crear clientes satisfechos en este grupo selecto de em... ¡Vamos!